Depilación

Para él y para ella.

 

 

 

 

 

 

DEPILACIÓN CON HILO

La técnica de depilación con hilo es un procedimiento totalmente natural, en el que la esteticista usando un lazo de hilo que puede ser o bien 100% algodón o de seda, según los resultados que se quieran conseguir, se enrosca el hilo al hacerlo girar sobre la piel, que entonces es levantado de folículo, con lo que se logra extraer de raíz todo el cabello no deseado, hasta los más pequeños, por lo que constituye la limpieza y retiro de todo crecimiento no deseado.

DEPILACIÓN A LA CERA

La depilación con cera es uno de los métodos de depilación que remueve el vello desde la raíz, por lo que los resultados duran entre 2 y 5 semanas aproximadamente. Además deja la piel muy suave y es relativamente económico, si lo hacemos en casa.

FOTODEPILACIÓN

La fotodepilación es la eliminación del vello a través de equipos de energía lumínica. Hay dos tipos: láser y luz pulsada o IPL. La diferencia entre ambas es la longitud de onda a la que se trabaja. Con láser la depilación se hace con la misma longitud de onda, mientras que con luz pulsada esta longitud es variable

LÁSER DE DIODO

El láser de diodo, es un aparato con una precisión realmente sorprendente la cual, ha sido fabricada utilizando diminutos diodos y circuitos los cuales, en su conjunto, forman un haz de luz láser. Este tipo de láser es muy recomendado para grandes partes del cuerpo, como por ejemplo pueden ser el pecho, o la zona dorsal o espalda. Dispone de una longitud de onda mucho más larga que otros tipos de láser, de este modo, el láser puede penetrar más en la piel o zona a tratar.  Por ello, está muy indicado para tratar el vello más oscuro o profundo y para tipos de piel más oscuras. Esto no quiere decir que el láser de diodo no pueda ser utilizado en pieles más claras, si no que en estos casos, el vello debe de ser de tamaño mediano o grueso.

 

LOS MEJORES PRODUCTOS PARA TÍ.