El peeling ultrasónico (también conocido como peeling de última generación) cuenta con con un equipo que lanza ondas y vibraciones hacia la dermis, siendo desde allí donde se puede regular la intensidad. Al equipo central se encuentra unida una espátula de acero quirúrgico que va extrayendo las impurezas. Elimina toxinas y células muertas con una relajante expoliación con peeling de chocolate e hidratación corporal. Deja la piel suave como la seda.